Análisis: destitución de Manini Ríos atrasa discusiones políticas uruguayas unos 35 años

En 1985 la justicia citó a militares investigados por torturas durante la dictadura 1973-1985. El ministro de Defensa de la época fue el general Hugo Medina, que respaldó a los indagados y presionó para aprobar la Ley de Caducidad. En 2019 renunció Guido Manini Ríos, general que criticó los fallos judiciales de los últimos procesados por muertes ilegales a manos de las Fuerzas Armadas. La defensa corporativa de torturadores rompió la relación entre el general y reinstala una discusión añeja, una herida abierta entre militares, gobiernos y sociedad civil.

(De la redacción de La Ventana). Una mañana de mayo, otoñal. El militar de mayor cantidad de años en actividad asume la jefatura del Ejército, el arma que ostenta el poder político en Uruguay y que interviene en todos los aspectos de la vida cívica del Estado y la sociedad. Pero es 1984 y soplan vientos de cambio. Fríos como el clima. Así lo hizo saber a la prensa el militar protagonista del relato, Hugo Medina: “Como ciudadano, aspiro a que haya elecciones normales, y como militar, me preocupa pensar cómo saldrán las Fuerzas Armadas de esta situación”.

Los dichos refieren a las negociaciones entre los partidos políticos habilitados y el gobierno de la dictadura. Las encabezó él, incluso cuando surgieron diferencias con el presidente de facto, el general Gregorio Álvarez, que firmó el acuerdo.

Esta negociación pareció enfriarse apenas entrada la democracia, en 1985. La justicia llamó a militares acusados por torturas y muertes durante la dictadura. Medina advirtió a quien quisiera oírlo que las citaciones las guardaría en un cofre fort. No era un militar de la línea más rígida (Gregorio Álvarez, Iván Paulós, los militares de la OCOA como José Gavazzo, los golpistas del ’73), pero su definición sentó las bases de la posición militar sobre derechos humanos en la dictadura: pedir perdón sin presos castrenses en las cárceles.

“Nosotros, en reiteradas oportunidades, hemos reconocido errores del pasado. Lo reconoció el teniente general Hugo Medina enseguidita de recuperada la democracia, el propio comandante en jefe reconoció que se habían perdido los puntos de referencia, lo dijo públicamente. El reconocimiento de los errores del pasado se dio varias veces y yo lo suscribo. Hablo de errores que se fueron cometiendo a lo largo del tiempo. Son cosas que uno no puede justificarlas pero estamos hablando de esto 44 años después”.

La referencia a Medina es del penúltimo comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos. Como despedida tras la baja que firmó el presidente Tabaré Vázquez, saludó a la tropa mediante un video público que se pudo ver en Youtube.

La revista Caras y Caretas entrevistó al ex comandante en jefe, en diálogo sobre varios asuntos de interés mutuo como la integración continental de América Latina, la negativa a la participación militar en la seguridad interna, la apertura de espacios para enseñar oficios a adolescentes que no estudian ni trabajan. Pero sobre todo hablaron acerca de la vocación del ejército por los más desfavorecidos, así como la mención permanente al legado artiguista.

Los discursos entre ambos comandantes se tocan justamente en la caracterización, lógica y defensa corporativa de las investigaciones al personal militar que participó en torturas. Todos los estratos judiciales validaron las resoluciones y la independencia técnica de los jueces y fiscales que participaron en el análisis de las pruebas presentadas, incluida la Suprema Corte de Justicia.

Sin embargo, el Tribunal de Honor militar que juzgó la conducta moral de Luis Alfredo Maurente, Jorge Silveira y José Nino Gavazzo, todos condenados por la justicia, entendió que no hay suficientes elementos probatorios para inculparlos y no encontró, por tanto, conducta reprochable. Tras la declaración, todas las armas militares respaldaron el accionar del Tribunal. Incluso Manini Ríos.

El apego a la declaración del Tribunal funcionó como columna vertebral de la posición militar: fue hace 48 años y no hay pruebas ni testimonios suficientes, fueron prejuzgados, los integrantes actuales del ejército no son culpables. Los firmantes fueron el general Gustavo Fajardo (ex jefe de la Reserva, comandante de la Región IV de Minas), José A. González (el nuevo comandante en jefe del Ejército, que declaró que alguien debería analizar por qué no se saludó al presidente en el último acto público), y Alfredo Erramún (nuevo jefe del Estado Mayor, que propuso una amnistía como en Sudáfrica para los represores).

La ruptura del Ejército con todos los estamentos estatales, incluso los más independientes como la Suprema Corte, vuelve a instalar la discusión por la salida democrática de los años ’80 a la actualidad, prorroga la propuesta de un perdón sin consecuencias punitivas para los represores, alarga el esclarecimiento de los hechos ilegales propiciados por los militares.

Pero también rompe los vínculos entre los militares y la sociedad civil organizada, lanza a ex soldados a la arena política, legitima los abusos de Manini Ríos y sienta precedente a otros militares como no había pasado hasta 1971. Eso en un contexto sin violencia política, simplemente por el hecho de buscar quién torturó y mató en nombre de los uruguayos en una instalación pública. Uruguay vuelve al mismo punto de 1985, más agrietado por el tema y con grupos que están convencidos de que el pasado se juzga sin juicios.

https://elpais.com/diario/1984/05/30/internacional/454716024_850215.html

http://memoriaviva5.blogspot.com/2008/05/gavazzo.html

https://www.elpais.com.uy/informacion/muere-simbolo-dictadura.html

http://www.lr21.com.uy/politica/163363-hace-18-anos-un-parlamento-sumiso-a-la-presion-militar-aprobo-la-impunidad

http://www.lr21.com.uy/politica/1395234-manini-rios-cuestiona-justicia-venganza-tribunal-honor-ejercito-fuerzas-armadas

https://www.sudestada.com.uy/articleId__cfc5301a-d98b-45bd-89df-a5d9f9a09144/10893/Detalle-de-Noticia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s