Un fantasma recorre el programa del Frente Amplio: el tren de pasajeros

La posibilidad de aumentar la cantidad de líneas de transporte de pasajeros que viajan por tren está planteada en las bases programáticas del Frente Amplio. Se basa en la posibilidad de desarrollar con impulso estatal el transporte eléctrico y el tren de cargas impulsado gracias a la mayor inversión en el rubro de los últimos 40 años.

“Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo”, rezaba la primera oración del Manifiesto, documento primordial de la primera etapa de este pensamiento político del siglo XIX. El tren de pasajeros no es una ideología, ni es el espíritu central de las bases programáticas, pero se encuentra impregnado en varios capítulos del documento que este mes analizan los militantes del Frente Amplio.

Algo de esto se visualizará a finales de setiembre, cuando se reanude la línea entre Montevideo y Sudriers (Empalme Olmos) con una locomotora refaccionada que empujará vagones con la posibilidad de trasladar 70 pasajeros, que se suma a la única línea de pasajeros existente entre Montevideo y 25 de Agosto, en Florida. El precio para arribar desde la capital del país hasta la localidad floridense es de 98 pesos. Además, se puede pagar el viaje con la misma tarjeta que se utiliza en los ómnibus montevideanos.

“Se alcanzará el mayor nivel posible de transporte de pasajeros optimizando la infraestructura ferroviaria”, indica en uno de sus pasajes el texto. Dice que se realizará “en el marco de desarrollo de las políticas sociales y acompañando el proceso de mejora en lo metropolitano”.

Esto será posible en el marco del respaldo a este tipo de transporte. “En este proceso será importante el fortalecimiento de AFE como forma de continuar fortaleciendo la consolidación del modo ferroviario”, porque “se fomentará el uso del ferrocarril para el transporte terrestre de cargas de una manera más eficiente, confiable, competitiva y segura, con la incorporación de una moderna tecnología de la información y comunicación a la gestión del Ferrocarril”.

La referencia está presente en otros capítulos del programa, referidos a las empresas públicas. Por ejemplo, en el rubro UTE, en el cual la apuesta por el transporte eléctrico es explícito (incluso asumiendo que Ancap podría refinar menos petróleo por el crecimiento futuro de este modo de transporte), indica que el Frente Amplio en un cuarto gobierno está en condiciones de “desarrollar con AFE políticas integradas, investigando y favoreciendo el transporte ferroviario con tracción eléctrica.

Pero además, en el capítulo de las telecomunicaciones, aparece Antel como apoyo al “desarrollo y control de los sistemas ferroviarios eléctricos y convencionales”. Esto se supone tanto para el sistema de transporte de carga como de pasajeros.

A esto se suma la referencia en el capítulo específico del transporte de pasajeros en la zona metropolitana (Montevideo, Canelones y San José). “En el área metropolitana de Montevideo, con más transporte local y racionalización del transporte suburbano, es necesario disminuir los tiempos de viaje, incluyendo además el transporte ferroviario posible”.

La base de estas posibilidades, entienden los redactores de las bases programáticas frenteamplistas, son: “los cambios efectuados por el país en los últimos años en materia de la transformación de su matriz energética, han generado las condiciones necesarias para plantearse como meta una política agresiva de electrificación de su transporte de pasajeros, con beneficios en términos de costos como de mejora en la calidad de servicios”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s