Bases programáticas del FA prevén a la electricidad como impulsor del transporte de buses y trenes para pasajeros

“Considerando los cambios tecnológicos en la industria automotriz, es de esperar que ANCAP reduzca su procesamiento y suministro de gasolina”. La advertencia está en el texto de las bases programáticas del Frente Amplio, documento que indica al transporte eléctrico, de buses y de trenes, el público y también el privado, como un sector a impulsar con beneficios e investigación, con UTE como su proveedor monopólico.

El transporte público eléctrico está catalogado en el documento como un sector innovador que requerirá la cooperación de empresas públicas y agentes privados, según rezan las bases programáticas. “Esto podría lograrse previendo un porcentaje de ingresos o utilidades para asignar a innovación, profesionalizando la gestión de la innovación y adecuando las regulaciones de la administración pública financiera a las características de las actividades de innovación (como el riesgo)”, aclara tanto para este sector como para otros (puntualmente mencionadas: las redes y casas inteligentes).

Subraya que “UTE deberá ser el proveedor exclusivo del sector alimentación y distribución eléctrica para el transporte y la movilidad”. Pretende estímulos para el transporte eléctrico privado.

El texto se pone puntilloso, celoso y preciso en la forma de despachar el servicio: “UTE deberá cobrar la recarga de la electricidad mediante sistemas electrónicos de pago, las cargas de energía estarán codificadas por el sistema de suministro, identificando al usuario y al móvil de carga. El valor de la recarga incluirá un aporte al fondo de desarrollo industrial. La carga y distribución de energía deberá ser suministrada exclusivamente por UTE. Se deberá continuar promoviendo y estimulando el uso de los sistemas de transporte colectivo, para distribuir el impacto sobre el desarrollo planificado de las fuentes de energía y su distribución”.

Por otra parte, indica que el próximo gobierno del Frente Amplio deberá “desarrollar con AFE políticas integradas, investigando y favoreciendo el transporte ferroviario con tracción eléctrica”.

Quienes elaboraron esta sección del programa entienden que en los próximos cinco años la demanda de electricidad del transporte público de pasajeros crecerá y que UTE deberá prever la oferta, sin resentir el consumo del resto de sectores (industria, residencial, etc.).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s