Andrade 2013: construcción del FA debe estar arriba todos los días, con herramientas que promuevan vínculo afectivo

El jueves 13, en el semanario Búsqueda, el candidato a la presidencia por el Frente Amplio Óscar Andrade dijo que los movimientos sociales ven a la fuerza política como el “hijo no querido”. La frase fue dicha también hace cinco años atrás, en diálogo con La Ventana. ¿Qué decía el entonces dirigente del Sunca y actual precandidato? ¿Qué cosas repite cinco años después?

Óscar Andrade conversó con La Ventana cinco años atrás, en el marco de un ciclo de entrevistas con militantes del Frente Amplio menores a 40 años. En el diálogo subrayó que la militancia y el compromiso nacen del ejemplo, del trabajo social y de la cercanía con quienes padecen los problemas sociales y económicos, inclusive más que el conocimiento teórico.

Es decir que la construcción de frenteamplismo “tiene que estar arriba de la mesa planteada todo los días, con distintas herramientas para promover el vínculo afectivo”.

En aquel diálogo identificó dos problemas: uno de resolución teórica de los asuntos nacionales y otro de práctica concreta entre los militantes. Recordó un ejemplo que brindó Lula da Silva en una de sus visitas a Uruguay, cuando recordó que “cuando hay devolución de impuestos, un beneficio tal para una empresa transnacional, eso es una inversión, y cuando hay para el pobrerío políticas sociales es un gasto”.

Otro ejemplo fue una ley para que jefas de hogares atendidas por planes del Ministerio de Desarrollo Social accedan a capacitación y empleos en la construcción. Añadió la medida que permitió la reserva del 35% de lugares laborales para las personas que provengan de esos planes sociales.

“Después de que nos costó mucho convencerlos y que después se vota solo con los votos de la izquierda, la izquierda no le cobró la cuenta a la derecha. No fue a los comité de base a decirles, “miren estos que estuvieron diciendo que los pobres son unos vagos, que no quieren trabajar: cuando aprobamos una ley para el ingreso de los pobres al trabajo la votan en contra”; “somos tan débiles desde el punto de vista orgánico y metodológico que en vez de cobrársela hasta el día del juicio final se la dejamos gratis”, dijo a La Ventana.

En 2013 identificó en la falta de movilización una debilidad. Incluso a pesar de que la población identifica los cambios de los últimos tres gobiernos. La dificultad, dijo Andrade, es traducir eso en movilización política.

“No darnos cuenta que la realidad nos está diciendo que no alcanza con gestión, sino que el análisis político es más hondo, más en una economía periférica y dependiente, es una locura”, definió.

Agregó que “hoy (2013) hay una enorme dificultad de que el planteo sea “vos sos necesario hermano a muerte”, no para venir a escucharme para ser el fiscal, sos necesario para la construcción política, para vincular los dramas del barrio con los temas políticos generales”.

https://revistalaventana.net/2013/10/07/897/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s