Mientras calificadoras de crédito destacan a Uruguay, Argentina se hunde y acude al FMI

La calificadora Standard & Poor’s confirmó la calificación BBB de grado inversor y prevé una perspectiva estable para el mediano plazo. La nota se suma a otras tres calificaciones que coinciden en otorgarle al crédito uruguayo el grado inversor. Pero en Argentina la situación es tan crítica que esta semana comenzaron las negociaciones para abrir una línea de crédito ante el Fondo Monetario Internacional, acercamiento que tendrá costos fiscales, económicos y políticos.

“Es la primera vez en la historia del país que tres calificadoras ubican a Uruguay en el segundo escalón del grado inversor”, expresó el ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori a la web de Presidencia. Se refería a las dos notas de Moody’s y de Standard & Poor’s publicadas en 2017 y la informada en febrero de este año por la japonesa R&I.

“Astori atribuyó estas calificaciones al crecimiento logrado por Uruguay en los últimos años a pesar de las dificultades registradas en el contexto económico internacional, además del combate al déficit fiscal, la reducción de la inflación hacia el rango meta oficial y el superávit alcanzado “por primera vez en décadas” en la balanza de pagos de operaciones comerciales, financieras y productivas realizadas en el exterior”, dijo en febrero a la web de Presidencia.

Por otra parte, explicitó que a la fortaleza en las balanzas de pago se suma “la solidez financiera del país, con plazos promedio de la deuda de 14 años de la cual más de la mitad está en moneda nacional, ‘lo cual elimina todo posible riesgo cambiario’, aseguró”.

Esta semana Standard & Poor’s reiteró calificación y perspectiva de la deuda uruguaya. No solamente eso, destacó el desacople de la economía uruguaya ante el contexto regional, es decir, Argentina y Brasil.

El jueves 10, el ministro argentino de Finanzas, Nicolás Dujovne, intentó en Nueva York su primer acercamiento a la directora ejecutiva jefa del Fondo Monetario Internacional, Cristine Lagarde.

Según investigaciones periodísticas, como resultado de estas negociaciones urgentes las pensiones y jubilaciones serán congeladas en los próximos dos años. La jubilación mínima en Argentina por 30 años de trabajo será de 8.200 pesos argentinos, unos 13,530 pesos uruguayos.

Además, el gobierno despedirá al 10 % de los funcionarios del estado nacional y las provincias. Por otra parte, en la revisión anual del FMI se advirtió por la falta de flexibilización laboral en el mercado de trabajo.

Todas estas medidas fueron respaldadas públicamente por el presidente brasileño, Michel Temer, que escribió en su cuenta de Twitter: “la política económica del presidente Mauricio Macri es una política de responsabilidad, de reformas para el crecimiento sustentable y el desarrollo de Argentina. Tenemos plena confianza en ese camino”.

https://www.presidencia.gub.uy/Comunicacion/comunicacionNoticias/astori-inversion-economia-uruguay-japonesa

https://www.eldestapeweb.com/macri-le-ordeno-dujovne-firmar-un-acuerdo-urgente-importar-las-condiciones-n43413

https://www.eldestapeweb.com/temer-apoyo-la-decision-macri-negociar-el-fmi-n43403

http://www.presidencia.gub.uy/sala-de-medios/videos/Uruguay_grado_inversor_Astori_Economia?presentationtemplate=embeber-video

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s