ASSE: la tensión entre normas y objetivos sanitarios que terminaron en investigaciones y renuncias

“A la gente le importa poco si a la ambulancia nosotros la compramos por compra directa o la licitamos” de Susana Muñiz, ex presidenta de ASSE, se contrapone el “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada” del presidente Tabaré Vázquez. Finalmente, el mandatario aceptó la renuncia de todos los integrantes políticos del ente desconcentrado.

En octubre de 2017 la entonces presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado, Susana Muñiz, advirtió en nota con Radio Uruguay que “las normas, a esta altura, no acompañan el desarrollo del Sistema Nacional Integrado de Salud”. Fue la respuesta a una serie de investigaciones de la interna de ASSE y también parlamentarias que ponían el ojo en la tensión entre las reglas y los objetivos. Tensión que al final desarrollaron carpetas en distintos juzgados de la capital.

La entrevista con Muñiz fue el 11 de octubre de 2017. Un mes después, el 12 de noviembre, el nuevo subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, anunció que el Gobierno empujará una “segunda reforma de la salud” que tiene elementos que siempre estuvieron presentes en la primera, como la jerarquización del primer nivel de atención (policlínicas, centros locales de salud, rondas sanitarias, divulgación de información, etcétera).

Con la noticia de la contratación de un familiar por parte del vicepresidente de ASSE, Mauricio Ardus, el presidente Vázquez solicitó la renuncia de los directores designados por el Ejecutivo con venia parlamentaria, según consta en los medios de prensa.

Durante los diez años de implementado el Sistema Nacional de Salud la mortalidad infantil bajó a niveles históricos y muy destacados a nivel mundial (menor a 7 cada cien mil nacidos vivos), muy bajas tasas de transmisión de VIH/SIDA de madre a hijo (sólo superada por Cuba en el continente), reducción de los tiquets y órdenes de atención en los prestadores privados, prestaciones de acceso ya pagado por el seguro nacional de salud que año a año se incrementan, reducción de consumo problemático de tabaco a todo nivel etáreo, incremento de la actividad deportiva, ampliación de los metros cuadrados dedicados a la salud.

Pero por sobre todo, la ampliación de la cobertura médica de 700.000 a 2.300.000 uruguayos con amplios niveles de aceptación de los usuarios, sea por prestador público o privado, según todas las encuestas. La decisión buscará fortalecer los objetivos iniciales a partir de la designación de Marcos Carámbula, que en diciembre adelantó su retiro de la actividad pública política.

Los que se fueron

Susana Muñiz llegó a la administración política de la salud en 2013, luego de la renuncia de Jorge Venegas por incompatibilidades constitucionales para ser ministro (chileno de nacimiento, solicitó carta de nacionalidad en 2004 y, por tanto, podía ejercer cargos políticos hasta 2014). La sectorialización de cargos dispuesta por el gobierno de José Mujica indicaba que los cargos de salud eran ejercidos por miembros del Partido Comunista, fuerza que propuso a Muñiz. A partir de 2015, encabezó los servicios de salud estatales hasta esta semana.

Mauricio Ardus participó en el desarrollo de la emergencia del Casmu y, en la mutualista, ingresó a su Junta Directiva dos veces. Además, en dos ocasiones integró el Comité Ejecutivo del Sindicato Médico. Si bien es de filiación socialista, esta fuerza política subrayó esta semana que desde hace dos años no concurre a reuniones políticas. Fue el único director designado por decisión política que no defendió al director del Hospital de Rivera, Andrés Toriani, quien usó fondos destinados a estudios médicos para la contratación de personal.

Jorge Rodríguez Rienzi no es médico, tiene amplio currículum sobre contabilidad y finanzas que se remonta a 1973. Fue adjunto a la gerente administrativo de ASSE de octubre de 2011 a setiembre de 2012. Después fue adjunto a Susana Muñiz, con ella como ministra.

El viernes 24 de febrero de 2012 el semanario Brecha publica un correo electrónico dirigido a integrantes del FRESA, el frente sobre temas de salud del MPP, que demuestra una organización de mandos medios de ASSE para desestabilizar a Beatriz Silva, fruto de disputas por poder surgidas con la llegada de esta fuerza política a la dirección con Mario Córdoba y de los funcionarios agremiados con Alfredo Silva, luego procesado.

El artículo recuerda: “Fuentes médicas comentaron a Brecha un episodio sugestivo: Jorge Rodríguez Rienzi, gerente administrativo de ASSE e integrante del Fresa, se negó a ejecutar, pese a la orden del gerente general Enrique Soto, un aumento salarial para sectores médicos que cobran sueldos superiores al funcionariado de ASSE. Es decir que, según las fuentes, además de las admitidas dificultades burocráticas, han existido intervenciones directas para obstaculizar las decisiones de las autoridades”.

http://radiouruguay.uy/para-asse-es-ineludible-el-conflicto-de-intereses-dijo-muniz/

https://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/salud-segunda-generacion-reforma-problemas-atencion-primer-nivel-quian-medicalizacion

https://www.elobservador.com.uy/la-nuera-que-desbordo-el-vaso-y-los-escandalos-la-interna-asse-n1171388

https://www.elobservador.com.uy/la-salida-cordoba-asse-deja-poder-los-funcionarios-n206879

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s