Esperaban 80.000 movilizados del agro, pero apenas superaron las 11.000 personas

*Nueva información: datos oficiales indican que a las 20.30 la Policía Caminera contabilizó en Durazno 11 camiones, 23 buses y 2.800 vehículos.

Ajuste fiscal, corrección cambiaria, exoneraciones iguales a la inversión extranjera y mayor pragmatismo fueron mencionados en la proclama leída en Durazno, que convocó a 10.000 personas. No hicieron planteos concretos, pero mencionaron las marchas de 1999 y 2002 como base. “El gasto excesivo” del Estado

La proclama fue leída por Jorge Landi. “El centralismo es el problema fundamental” dijo. “Sentimos que estamos cansados de políticas de control”. Mencionó que los combustibles son los más caros de la región. Estableció que las mayores desgravaciones son al 3% de empresas, que aumentó la concentración del campo y el negocio financiero.

El déficit fiscal y el atraso cambiario provocaron pérdida de la competitividad. Apuntó directamente a la gestión de Raúl Sendic en Ancap y pidió un Estado fuerte pero austero. Las partidas son una inmoralidad.

El endeudamiento del sector agropecuario está cercano al 100% de la producción agropecuaria y la lechería, puntualmente, debe más del valor de todas las vacas lecheras, dijo Landi.

El columnista de El Observador, Eduardo Blasina, pidió que se termine el exceso de gasto que está ahogando a toda la economía; mencionó como problemas para el desarrollo del agro el incremento de funcionarios públicos (17.000 millones de dólares en salarios públicos) y el déficit fiscal, el dólar 14% más barato de lo que debería estar y combinado con una inflación superior al 7%, alto costo de la energía y muchos colgados irregulares, monopolio de la energía dedicado a aumentar la recaudación.

Añadió los impuestos y puntualizó a la contribución inmobiliaria, los costos en transporte por el mal estado de los caminos, el incremento de los salarios rurales, las presiones del sindicalismo, la distorsión de la forestación en los precios de arrendamiento de la tierra para otros rubros. Pero la peor carga es la deuda, que crece.

El comunicador Walter Serrano Abella, reconocido militante del Partido Nacional, utilizó un discurso emotivo, habló de ideologías perimidas y soberbia, demagogia, la grandeza de la patria y el entusiasmo para continuar la movilización. Criticó al diputado que calificó a los movilizados como “hombres de riñón cubierto”, al subsidio de la cerveza y al costo de la burocracia parlamentaria. Y cerró el acto al grito de: “Viva el trabajo! Viva la industria! Viva el comercio! Viva el campo! Viva la patria!”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s