Batlle y Ordóñez dijo que opositores al “mandato imperativo” tenían “carencia de hábito democrático”

Durante una asamblea nacional del Partido Colorado su líder José Batlle y Ordóñez presentó una moción para que el presidente de la República, en ese entonces Feliciano Viera, concurra dos veces al mes a explicar las medidas de gobierno a las autoridades nacionales y locales del partido. Los vieristas se opusieron y señalaron a los militantes como personas pasionales que no permitían un desarrollo normal de una reunión, a lo cual Batlle respondió que “eso pasaba, fundamentalmente, porque aún hay carencia de hábitos democráticos”.

Batlle se convirtió en líder insoslayable del partido luego de su segunda presidencia, que terminó en 1915. Siguió el colorado y también batllista Feliciano Viera, pero las diferencias políticas e ideológicas los distanciaron, un viraje que se le denominó “el alto de Viera”. En 1917, el batllismo dominaba “las bases” del partido y el vierismo copaba las posiciones estatales. En 1919 el ambiente político estalló en la Convención del Partido Colorado de ese año.

El presidente de la Convención, Batlle y Ordóñez, pidió un suplente y bajó a los asientos de los representantes para defender una moción que obligaba al presidente a explicar las medidas dispuestas a los convencionales del partido. Las reuniones se debían realizar el primer y tercer lunes de cada mes. El vierismo se opuso y la reunión tomó ribetes pasionales. La crónica del diario El Día reproducida por Gerardo Caetano dice:

“El señor Batlle abandonó entonces la presidencia para rebatir las manifestaciones formuladas por el doctor Jiménez de Aréchaga contra el proyecto. Refiriéndose a las sesiones de las comisiones partidarias, dijo el señor Batlle que el doctor Jiménez de Aréchaga les tiene miedo porque nunca ha habido en el país otras análogas y lo que es nuevo intimida. Pero no son de ésta índole las reuniones que se celebrarán en la casa del Partido, sino más reducidas en número y diversas en carácter. Por otra parte, si al doctor Jiménez de Aréchaga lo han atemorizado estas reuniones tumultuosas, dijo el señor Batlle, es porque hasta ahora no había concurrido a ninguna de ellas.

“El doctor Jiménez de Aréchaga hizo constar a esta altura que había concurrido a una sesión de la departamental, y que no había vuelto porque los espectáculos que se habían producido entonces eran los mismos que ahora se repetían, refiriéndose al carácter agitado de la reunión. El señor Batlle reanudó su exposición reconociendo que el doctor Aréchaga había asistido a una sesión pero que no había vuelto por el carácter turbulento de aquella. Sin embargo, agregó el señor Batlle, es esa calidad de ruidosas y agitadas las que da preciado valor a las reuniones populares.”

La agitación de la asamblea se trasladó de los cantos al cuerpo. “Tras un breve incidente, provocado por las exteriorizaciones de aprobación de la barra y de gran parte de la asamblea, siguió en el uso de la palabra el señor Batlle. Lo que ocurre, fundamentalmente, dijo el señor Batlle, es que aún hay entre nosotros carencia de hábitos democráticos. No estamos acostumbrados a la intervención ardiente del elemento popular en las cuestiones políticas y cuando vemos deliberando a tanta gente, tememos que ocurra un cataclismo. Pero no hay tal.

Lo que es realmente un cataclismo es el silencio vergonzoso que reinaba en las asambleas en las que se iba a cumplir órdenes ajenas, sin deliberar sobre las cuestiones planteadas. Terminó el señor Batlle y Ordóñez declarando que también él había formado parte de esa clase de asambleas, porque se lo habían impuesto las circunstancias, pero siempre pensó que aquello era deplorable.”

Jose Batlle y Ordoñez (1856-1929), politico uruguayo. Hijo del Gral. Lorenzo Batlle. En 1887 desempeño durante seis meses el cargo de Jefe Politico del departamento de Lavalleja, diputado por Salto (1890-93); senador por Montevideo (1899-1902), Presidente de la Republica de 1903-1907, y un segundo periodo entre los años 1911-1915. Foto: batlleyordonez.blogspot.com
Jose Batlle y Ordoñez (1856-1929), politico uruguayo. Hijo del Gral. Lorenzo Batlle. En 1887 desempeño durante seis meses el cargo de Jefe Politico del departamento de Lavalleja, diputado por Salto (1890-93); senador por Montevideo (1899-1902), Presidente de la Republica de 1903-1907, y un segundo periodo entre los años 1911-1915. Foto: batlleyordonez.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s