Empleadas domésticas triplicaron hoy su salario del 2008 gracias a la Negociación Colectiva

Se cumplen 7 años del primer acuerdo salarial para las trabajadoras domésticas, firmado el 10 de noviembre de 2008. Ese acuerdo establece un salario mínimo para una trabajadora doméstica era de 4.260 pesos mensuales por 44 horas semanales de labor y 25 jornales al mes. Esto equivale a 21 pesos la hora. La última ronda salarial estableció que una doméstica con 44 horas semanales de labor y 25 jornales al mes percibe 62,84 pesos la hora, lo que representa una mensualidad de 11.945,35 pesos. El salario creció 2,99 veces en siete años.

Además, un salario de empleada doméstica estaba en 7.976 pesos de enero de 2012. Con ese sueldo se podía comprar 2,64 canastas en el supermercado Tienda Inglesa, según indica el área de Defensa al Consumidor del Ministerio de Economía y Finanzas. El mes pasado cobraba 13.163,08 pesos según el laudo, lo que le daba para comprar 3,28 canastas.

Fue la primera vez en el país que se estableció un salario en este sector mediante negociación colectiva que rigiera para todo el país. Pero además Uruguay fue el primer país de América Latina en formalizar la negociación colectiva, tal como lo reclama la Organización Internacional del Trabajo. Aún restan países que no ratificaron el Convenio respectivo.

Según un informe del prestigioso economista argentino Bernardo Kliksberg, en América Latina y el Caribe hay entre un 10 y el 18 por ciento de las mujeres trabajan en el servicio doméstico. Representan el 18,3 por ciento de la mano de obra femenina ocupada no  agrícola en Brasil, el 17,9 en Argentina, el 20,1 en el Paraguay, el 14,3 en Chile y el 11,2 en Colombia.

“Además de que suelen estar fuera de protección laboral, social, médica y previsional, cuando son jóvenes esta forma de relación laboral les impide estudiar y completar la secundaria. Según ha indicado la Cepal, en la región una persona sin secundaria difícilmente podrá salir alguna vez de la pobreza”, señala Kliksberg.

Añade que “La OIT ha observado además un alarmante crecimiento del número de niñas en estas tareas. Más niñas menores de 16 años trabajan en esta área que en cualquier otra categoría de trabajo infantil. Se estima que 175.000 niños menores de 18 años son empleados domésticos en América Central”.

En ese contexto preocupante, Kliksberg señala que “hay buenos ejemplos. Uruguay ha sido reconocido mundialmente por la legislación de avanzada que viene dictando tratando de igualar los derechos de las trabajadoras domésticas a los de los trabajadores formales. El 50 por ciento ya se halla plenamente registrado y formalizado, frente a un 15 por ciento promedio en América Latina.”

http://www.mtss.gub.uy/web/mtss/21-servicio-domestico/-/asset_publisher/V8gx/content/ajuste-enero-2015-18?redirect=http%3A%2F%2Fwww.mtss.gub.uy%2Fweb%2Fmtss%2F21-servicio-domestico%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_V8gx%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3Dcolumn-1%26p_p_col_count%3D1

http://www.impo.com.uy/convenios/670-008.pdf

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-219548-2013-05-08.html

Empleada doméstica. Foto: apdtec.com
Empleada doméstica. Foto: apdtec.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s