Elecciones: lo que nos dijo la realidad

Las dos últimas semanas fuimos absolutos testigos de una película sin precedentes en Uruguay. El clima electoral, construido por la mayoría de los medios de comunicación, a la cabeza de los analistas de las principales encuestadoras del país, decían a viva voz que al Frente Amplio le era casi improbable retener la mayoría parlamentaria.

Políticos blancos y colorados, editorialistas, columnistas, propios y ajenos, establecían que esta elección sería “ajustada”. La realidad se construía a partir de un discurso mediático, una caja de resonancia donde era necesario ganar el espacio de la opinión.

“Gente que opina” convenía que la publicidad de Lacalle Pou era un acierto. La de Vázquez no. El marketing resulta ser otro lugar desde donde analizar la realidad.

Mientras tanto, un hombre, un viejo de 74 años, un tipo “soberbio” decían los ajenos, un político que deambulaba en la calle con la gente de todo pelo cuestionaba a las encuestas. Dirigiéndose a una multitud preguntaba: “levante la mano quién fue encuestado”. Incluso a propios rechinaba.

Los días fueron pasando y las banderas y balconeras comenzaban a tapizar el país. Nos olvidamos que 10 años de políticas frenteamplistas cubrieron la república. Por eso había banderas y había alegría, y había más esperanza que en 2009 y había un febril empuje juvenil y había un taxista que te decía ganamos en primera vuelta y un feriante que te repetía lo mismo.

Finalmente hubo 300 mil almas yendo y viniendo en el acto final del Frente Amplio. En medio de esa multitud estaba el hombre. Casi en solitario, con sus críticas a cuestas y sus años de olfato político, terminando un emotivo discurso. Apelando a la memoria decía: “a los más chicos, pregunten a sus abuelos, a sus padres, cómo estaba el país hace 10, 15 años atrás”. Recordó lo que todos sabíamos. Los niños que comieron pasto, los comedores donde algunos padres iban a comer con sus hijos, las familias renovando el pasaporte. Parece que el pueblo, a veces, no olvida.

Ese hombre tampoco lo olvidó y mucho menos se fió de las encuestas porque supone que la realidad nos habla todos los días.

Debimos haber creído más en él, en la gente y en la política. Nunca es tarde para cambiar.

Festejos de la militancia frenteamplista sobre la avenida 18 de Julio. Fuente: Facebook del Frente Amplio.
Festejos de la militancia frenteamplista sobre la avenida 18 de Julio. Fuente: Facebook del Frente Amplio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s