Bordaberry propuso que empresas públicas compitan en el mercado

El candidato colorado Pedro Bordaberry subrayó que las empresas públicas mejorarán la eficiencia en régimen de competencia y que los jerarcas presenten planes de gestión para que sean controlados por el parlamento y por el Tribunal de Cuentas. Está en contra de las leyes de protección a la actividad sindical de los últimos 10 años. Finalmente, en cuanto a competitividad dijo que “el dólar, por suerte, va a subir”.

Bordaberry se mostró en línea con el diagnóstico de las cámaras y utilizó las mismas fuentes como los indicadores del Banco Mundial. La competitividad se alcanza instrumentando acciones sobre el Estado, pero no habló de ajuste fiscal sino de no contratar al 25% de las plazas laborales estatales.

El paro impide el libre ejercicio de otros derechos, según Bordaberry, quien añadió que el decreto de ocupaciones es inconstitucional. Indicó que el Consejos de salario es para salarios y no para negociación colectiva. Tripartismo sí, OIT la recomienda. La negociación colectiva es bipartita. Responsabilidad laboral es inconstitucional.

Según Bordaberry, el mundo va hacia tratados de libre comercio, por lo cual Uruguay debería salvar la restricción impuesta por le MERCOSUR. Las ideologías nos alejan de la realidad, sintetizó. “Hay que rever la decisión 32 (del MERCOSUR) y si no, me tengo que ir porque el destino del Uruguay es el mundo. Los países no tienen amigos, tienen intereses. Propuso incorporarse a la negociación entre España y Estados Unidos, como explicó José María Aznar.

Bodaberry no considera prioritario un puerto de aguas profundas y consideró que se puede subsidiar al tren en función de la tonelada que se retira del transporte carretero.

El ajuste fiscal se evita de dos formas: volver al modelo de gasto de empresas públicas como se hacía hasta el año 2004 y llevar los excedentes de reservas a hace 3 años atrás. Si tomamos el 40% y cancelamos deuda de corto plazo nos ahorramos 500 millones de dólares por año, nos podría costar mucho más debido a intereses.

Hay que bajar gasto de publicidad, eliminar cargos de control político, embajadores, contratos directos, mejorar la transparencia en compras públicas y el mecanismo de excepciones y encarar una reforma administrativa “como en nueva Zelanda”. Solicitó que la presión fiscal sea pareja tanto para los empresarios locales como a los grandes proyectos internacionales.

Propuso que los jerarcas estatales nuevos presenten al Parlamento una propuesta quinquenal y que el Tribunal de Cuentas controle la legalidad y calidad del gasto. Para Bordaberry hay que dejar atrás dilema “privatizar si o no”: “queremos empresas públicas, pero queremos que compitan para que las competencia las obliguen a ser eficientes”. Señaló que la “madre de la reforma no empieza por los funcionarios sino por los políticos”.

Pedro Bordaberry presenta el libro con el programa de gobierno del Partido Colorado.
Pedro Bordaberry presenta el libro con el programa de gobierno del Partido Colorado.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s