Hay al menos cinco tramas de corrupción en la Justicia con participación de blancos

Dirigentes del Partido Nacional enfrentan al menos cinco casos de corrupción en distintas partes del país, que se suman en esta campaña electoral a las acusaciones de presión hacia los medios de comunicación por parte de la fórmula electoral nacionalista.

Es conocido el caso del dirigente blanco vinculado al narcotráfico en el departamento de Durazno. El edil blanco y vicepresidente de la Junta Departamental Nelson Bosch fue procesado con prisión por suministro de estupefacientes, junto a su sobrino.

El intendente de Florida Carlos Enciso fue acusado de empadronar unas dos mil chapas de vehículos por fuera de los acuerdos que sellaron el fin de la “guerra de las patentes”. En una nota a Radio Uruguay reconoció que “podrían haber unas 600” y dijo que los datos están en el Sistema Único de Control Vehicular (SUCIVE) pero no para que lo conozca un legislador “ya que por esa vía vaya uno a saber a dónde van a parar”.

A este caso se suma el cese del director de Talleres de la Intendencia de Florida Félix Guerra, que vendió dos tractores y partes de maquinaria vial de propiedad pública en funcionamiento, como chatarra en un remate de materiales. El caso es del año 2011.

En Cerro Largo, el intendente blanco Sergio Botana fue acusado de compras ilícitas de maquinaria para la intendencia, que fueron realizadas a través de una firma privada. La empresa privada que compró la maquinaria es la misma que gestiona la recolección de residuos en ese departamento. También se lo acusa de demorar una denuncia por un faltante de caja de cien mil pesos.

El director de AFE Mauricio Cusano invitó a almorzar a unos amigos a la casa de comidas propiedad de su esposa a cuenta del ente ferroviario. En la web de AFE, Cusano figuraba como “ingeniero”, título que no posee en los registros de la Universidad de la República.

Walter Zimmer y José Aunchain fueron procesados con prisión por maniobras en el empadronamiento de vehículos en Colonia. Zimmer fue liberado “porque la medida cautelar había agotado su necesidad”, pero las actuaciones prosiguen. Aunchain continúa preso y su caso es inexcarcelable.

A esto se suma la acusación al intendente de Salto y candidato a vicepresidente por el Partido Colorado, Germán Coutinho.  La denuncia penal señala irregularidades en la compra de uniformes a una empresa cuyo dueño es empleado municipal salteño, de la división Tránsito. Las compras ascienden a dos millones de pesos y todas las maniobras fueron observadas por el Tribunal de Cuentas  desde el año 2011.

Finalmente, se recuerda el caso de “La Casita del Parque”, por el cual el secretario general de la Intendencia de Paysandú Horacio de los Santos explotaba menores de edad para el comercio sexual, con el agravante de que la ocasión en la que se lo apresó el delito fue cometido en propiedad pública.

Pero  se suma a una denuncia a la comisión administradora de la Semana de la Cerveza por evasión fiscal. La denuncia fue presentada por los partidos Colorado y Frente Amplio. A raíz de la denuncia de la DGI la intendencia sanducera pagó en cuotas lo adeudado al fisco.

En la historia reciente, todos los casos donde se involucraron políticos terminaron con procesamientos, excepto el del ex presidente de AFE durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle, que se llamaba Iván Coronel. Su caso prescribió: pasó más de cuatro años en la Suprema Corte de Justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s