El campo no paga Impuesto a Primaria sino una tasa congelada a valores de 1994

El Texto Ordenado Vigente de la DGI, en el artículo 9 de su Título 9, referido al IMEBA, establece que el Poder Ejecutivo transferirá ese impuesto y el IRA al Consejo de Educación Primaria, con “igual importe a valores constantes al recaudado en 1994 por los inmuebles rurales”. Ambos impuestos gravan la renta y la transferencia, pero no la propiedad, como sí grava el Impuesto de Primaria.

El Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios es un impuesto que grava la venta de bienes rurales de cualquier tipo (mueble e inmueble), incluido la tierra o los productos derivados de la producción. El Impuesto de Primaria lo pagan los dueños de propiedades inmuebles, urbanas y suburbanas, los prominentes compradores de inmuebles y los usufructuarios de los mismos.

En ese sentido, los distintos articulados definen los conceptos. El artículo 2 del Texto Ordenado Vigente (TOV-DGI) dice que “Por enajenación se entenderá toda operación que tenga por objeto la entrega de bienes con transferencia del derecho de propiedad o que dé a quien los recibe la facultad de disponer económicamente de ellos como si fuera su propietario”.

El Presupuesto de 1995 (Ley 16.736) señala en su artículo 687 las modificaciones del IMEBA y el Impuesto a las Rentas Agropecuarias (IRA). Sin embargo, éstos impuestos fueron congelados a los valores del año 1994. El decreto fue firmado por el Presidente Julio María Sanguinetti y el ministro de Economía Luis Mosca.

En 1999, el director nacional de Educación Pública, Germán Rama, subrayó que la reducción del aporte del campo al Impuesto de Primaria era una medida injusta y calificó al campo de “querer salvarse del Titanic antes que las mujeres y los niños”. Por estos dichos, un productor rural salteño intentó un atentado contra su vida y fue remitido a prisión por nueve meses. La Federación Rural de Salto respaldó al productor con varias movilizaciones.

Según el Anuario Estadístico del MGAP, el producto bruto agroindustrial en 1999 fue de 4.409.000.000 de dólares. El año pasado el PBAgroindustrial alcanzó los 5.584.000.000 de dólares. Es decir, creció 1.175.000.000. Según estimaciones del presidente de la Federación Rural, José María Uriarte, brindadas hoy a El País, el aporte del campo al Impuesto de Primaria rondaría los 100.000.000 de dólares.

El valor de la propiedad rural en 2013 se promedió en 3.478 dólares por hectárea. En el año en el que se instrumentó el congelamiento del IMEBA y del IRA, el promedio apenas alcanzó los 448 dólares por hectárea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s