El presidente de la JIFE que cuestionara la regulación de cannabis uruguaya participó de un plan de lucha al narcotráfico considerado un fracaso

Raymond Yans, actualmente presidente de la JIFE (Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes) de Naciones Unidas, es considerado un “guerrero” contra el narcotráfico, según publica en su sitio la Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces (ENCOD, por sus siglas en inglés). Entre 2002 y 2006 presidió el Grupo Dublin de donde se diseñó la estrategia para el Plan Colombia, acuerdo bilateral entre Colombia y Estados Unidos, y según el organismo europeo no consiguió reducir el consumo de cocaína.

En menos de 24 horas de votada la ley de regulación del cannabis, el belga Raymond Yans dijo que Uruguay había actuado como “piratas” por haber contravenido la Convención de Viena sobre drogas de 1961, norma internacional que estipula que el tráfico de drogas es ilícito. Yans es el “viejo mentiroso”, según palabras del presidente José Mujica. El jerarca internacional había dicho que durante meses había solicitado reunirse con Mujica y éste no había respondido.

Según el sitio de ENCOD (Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces) o (European Coalition for Just and Effective Drug Policies), Yans es considerado un “guerrero” en combate contra el narcotráfico y contra las drogas.

Presidió el Grupo de Dublin entre 2002 y 2006, una organización creada por Estados Unidos y por la Unión Europea para el intercambio de información sobre los problemas mundiales y regionales sobre drogas. Trabajó en el Plan Colombia, una estrategia anti narcotráfico, llevada a cabo por este grupo informal de países europeos y terceros, que tuvo como objetivo la quema de cultivos de cocaína.

Según señala ENCOD, esta política no consiguió lo que buscaba: reducir el consumo de esta droga. En 2006, indica el sitio de esta organización no gubernamental, ENCOD había invitado al presidente de Bolivia, Evo Morales, a dar una conferencia sobre la hoja de coca en el Parlamento Europeo en Bruselas. Yans intervino en el asunto y amenazó a Bolivia en que Bélgica no colaboraría con el país del altiplano en su política de nacionalización del petróleo y de gas si aceptaba dicha invitación.

Al margen del cruce entre José Mujica y Yans, el embajador de Uruguay ante la OEA, Milton Romani, ex secretario general de la Junta Nacional de Drogas, informó hace días que miembros de la JIFE habían enviado al presidente uruguayo una misiva, disculpándose por las palabras empleadas por Yans y a la vez apartándose de su posición política sobre el tema en cuestión.

Francisco Thoumi, miembro de la JIFE, había dicho a La República que se había sorprendido por las palabras de Yans que cuestionaban la posición de Uruguay tras votar la ley de regulación de cannabis. “No fui consultado”, añadió Thoumi.

Romani había informado que aún no existe una posición oficial sobre la ley que votó el Parlamento uruguayo y añadió dos informaciones: existe una Comisión de Estupefacientes en la ONU que posee mayor jerarquía que la JIFE, la cual está discutiendo qué hacer en materia de política de drogas. Uruguay la presidió en 2008.

Por otro lado, Colombia encabezará a la región latinoamericana en 2016 ante la próxima Asamblea Extraordinaria de Naciones Unidas, donde solicitará al organismo internacional revisar la política de “guerra contra las drogas”.

Uruguay inicia un largo y escabroso camino. Ahora México, Colombia, Guatemala y Argentina comienzan a proponer el debate sobre la regulación del cannabis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s