DDHH y seguridad: En 2015 no habrá más hacinamiento carcelario en Uruguay

La asesora en materia penitenciaria del Ministerio del Interior, Gabriela Fulco, destacó que en 2014 el hacinamiento carcelario será moderado y que en en 2015, con la construcción del centro de rehabilitación público-privado de más de mil plazas, no habrá más hacinamiento. “En un tiempo considerable, calculamos que habrá superávit de plazas carcelarias en “Uruguay”, indicó.

El Ministerio del Interior realizó la presentación del proceso de resultados de la reforma penitenciaria 2010-2014. En la instancia, el ministro Bonomi informó que al final del año próximo se lograría terminar con el hacinamiento en los centros de reclusión y está previsto que en el 2015 Uruguay tenga por primera vez en 20 años un superávit de plazas carcelarias.

Fulco explicó que en los primeros meses del 2014 se inaugurará uno de los módulos del COMCAR – el módulo 4 -, meses, después estará pronto el módulo 5 y a fin de este año lo estará el módulo 11. Éstos módulos son construidos con mano de obra de los propios reclusos, al igual que el primer hospital penitenciario en cárceles del país.

Un informe presentado en la jornada de evaluación de la reforma, en el hotel NH Columbia de Montevideo, revela que uno de los objetivos centrales de la cartera es que la rehabilitación disminuya las penas, así como procurar otras formas de recuperación.

Fulco indicó que existe una enorme cantidad de convenios firmados con organismos públicos y privados que posibilitan que los reclusos tengan donde poder participar de actividades educativas y laborales, de cara a una rehabilitación que les permita una inserción social con mayor facilidad. La jerarca explicó que esto ha posibilitado que existan plazas laborales para los reclusos tanto en el área pública como en la privada.

Como ejemplo, Bonomi recordó que los reclusos del COMCAR construyeron 56 plazas de alta seguridad en el Centro Nacional de Rehabilitación Femenino, 40 plazas de media seguridad, una sala de internación para personas que padezcan infecciones y una sala para elaborar informes. “Esto es el abandono claro de algunos de los códigos carcelarios que se manejaban y se aceptaban”, como por ejemplo, no colaborar con la rehabilitación propia ni la de los otros reclusos, afirmó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s