Percepción de los empresarios es la principal responsable de la caída del índice de la competitividad en Uruguay

Si bien Uruguay ocupa a nivel regional el 5° puesto en el ranking de competitividad según el Informe de Competitividad Global 2013-2014, elaborado por el World Economic Forum, el Instituto Uruguay XXI registra una caída en relación al año anterior, pero considera que el principal motivo se debe a un “deterioro de la percepción de los empresarios”.

En el mes de setiembre se conoció el Informe de Competitividad Global 2013-2014 que elabora el World Economic Forum donde se destaca que Uruguay se ubica en la quinta posición en la región según el ranking de competitividad global, a pesar de que registró una caída en  relación al año anterior, pasando del puesto 74 al puesto 85 a nivel mundial.

El dato, que tiene más datos subjetivos que objetivos, proporcionado por los propios empresarios, tuvo como dato “objetivo” el documento político y el video producido por algunas cámaras empresariales sobre los principales problemas del país: competitividad y costo del Estado.

Índice de competitividad elaborado por el World Forum está construido con un 70% de datos subjetivos

El Instituto Uruguay XXI explica técnicamente los motivos de la caída del dato, de 2012 a este año. Uruguay ocupa un subíndice que recibe distinta puntuación en aspectos tales como Requerimientos Básicos, Potenciadores de Eficiencia y Factores de Innovación y sofisticación. Otros subíndices recibieron mayor puntuación por estar ubicados en distintas etapas de desarrollo. Uruguay está ubicado en la etapa 2, junto con Argentina y Chile.

En este sentido, Uruguay XXI indica que “si el puntaje de Uruguay mejora, pero el de las demás mejora más, el país perderá posiciones en el ranking. En este sentido, el descenso de Uruguay estuvo ocasionado por un menor puntaje, ocasionada por un deterioro en nueve de los doce pilares que hacen al indicador.”

No obstante, -dice el informe en lo sustancial- cuando analizamos las causas de la caída, se observa como principal motivo un deterioro de la percepción de los empresarios sobre determinadas variables que hacen a la competitividad”. Precisamente el instituto se pregunta cuál debería ser el título de este informe: “¿Índice de Competitividad Global o Índice de percepción de la competitividad?”.

El instituto explica que el 70% de un total de más de 110 variables provienen de una encuesta de percepción que se realiza a los empresarios, al tiempo que el resto provienen de “datos duros”. El empresario es consultado por una determinada dimensión de la competitividad y se le solicita que asigne un puntaje que va del 1 al 7. El índice funciona, en parte, según la percepción.

En el caso de Uruguay, llama la atención la influencia negativa que ejercieron los datos provenientes de encuestas en contraposición de aquellos que surgen de variables objetivas. En efecto, de las 34 variables que provienen de “datos duros”, Uruguay mejora en 16, permanece igual en 12 y cae en 7. Por el contrario, de las casi 80 variables que provienen de la encuesta a los empresarios, más del 50% muestra un puntaje menor que en la edición anterior del índice”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s